Bases genéticas y epigenéticas de la individualidad y el envejecimiento

No hay dos individuos exactamente iguales. Sin embargo qué es lo que determina nuestra individualidad sigue sin entenderse por completo. Nuestro comportamiento, así como nuestra susceptibilidad, vulnerabilidad y resiliencia a enfermedades neurodegenerativas y psiquiátricas, cáncer, diabetes u obesidad, están influenciados por factores genéticos, estrés, estilo de vida y estados patológicos como la inflamación. Nuestro genoma y nuestro entorno interactúan constantemente de modo que la respuesta a cada nueva experiencia o insulto se ve afectada por exposiciones anteriores. Estas complejas interacciones dan forma al desarrollo, la función y los estados patológicos del cerebro e influyen en la capacidad de un individuo para recibir, integrar y reaccionar a su entorno, con consecuencias para la salud y, en última instancia, la forma en que envejecemos. El objetivo de este programa es cerrar la brecha entre la experiencia pasada, el entorno, el comportamiento y el riesgo de enfermedad de un individuo en la edad adulta al observar los cambios genéticos, metabólicos y epigenéticos subyacentes en el sistema nervioso y otros órganos e identificar intervenciones que pudieran ralentizar o retrasar el deterioro de la cognición en el individuo adulto.

Grupos de Investigación