Neurobiología del dolor y la inflamación

El dolor y el prurito son percepciones sensoriales desagradables. El dolor nos alerta del daño inminente a los tejidos, jugando así un papel biológico fundamental. Pero además, el dolor y el picor crónico se asocian a un gran número de enfermedades e impactan de manera muy negativa en nuestro bienestar físico y emocional. Desgraciadamente, los tratamientos para estas patologías son poco eficaces o tienen graves efectos secundarios. Nuestro programa agrupa a investigadores interesados en descifrar los mecanismos del dolor, el picor y la inflamación. Abordamos preguntas a distintos niveles, desde la función de los receptores para irritantes químicos, el tacto y la temperatura, la caracterización de los circuitos neuronales para el dolor y el picor, hasta estudios psicofísicos del dolor y el malestar ocular. Intentamos identificar los mecanismos que participan en la cronificación del dolor y el picor, incluyendo el papel de las células no neurales cómo la glía, buscamos desarrollar nuevas herramientas para la disección de los circuitos del dolor y, por último, tratamos de descubrir y la caracterizar nuevos fármacos para el tratamiento del dolor y el picor crónico.

Grupos de Investigación